La diferencia entre la escala y el balance

Una báscula, es un dispositivo de pesaje donde el peso desconocido se determina al escalar un parámetro diferente en un valor de peso.

Por ejemplo, una balanza de resorte colgante se identifica el peso desconocido al estirar un resorte helicoidal que tiene un puntero conectado.

El puntero se mueve al lado de una “báscula” que ha sido grabada en la superficie de la misma y está calibrada de tal manera que refleja el peso desconocido que causó la desviación.

En este caso, la distancia que se extiende el resorte se escala para que coincida con el peso desconocido.

Hay muchas formas diferentes de escalas.

La escala de galgas extensométricas convierte el peso desconocido en una señal electrónica que se amplifica y luego se escala, de modo que su valor, cuando se convierte a su equivalente digital, es igual al peso desconocido como se muestra en una pantalla.

El medidor de deformación en sí consiste en alambres finos que cambian su resistencia eléctrica cuando se estiran o comprimen.

Resultado de imagen para galgas extensiometricas

Estos cables están pegados a la superficie de un puente de metal que está diseñado para producir la deflexión adecuada cuando se carga con el peso desconocido.

Las escalas que hoy conocemos como balanzas de laboratorio y balanzas analíticas son, de hecho, escalas.

Estos dispositivos producen una fuerza en un motor magnético que “equilibra” o iguala el peso desconocido.

Es la corriente requerida por el motor magnético para producir esta fuerza que se “escala” en un convertidor analógico a digital y se alimenta a una computadora digital para corregir las variaciones de temperatura y la no linealidad magnética en el motor de fuerza.

Todas las básculas modernas de precisión proporcionan una lectura digital del peso.

Vemos en este terreno también a las grandes escalas como las básculas camioneras o las básculas para ferrocarriles, o aquellas industriales y comerciales.

En este tipo de escalas vemos que la parte técnica y tecnológica se están agregando a las soluciones que presentan una báscula y esto, por todos los lados que uno le vea está muy bien.

Parece que el futuro probablemente verá nuevos transductores de fuerza que convertirán el peso en un equivalente eléctrico.

Resultado de imagen para BASCULA FERROCARRIL

Y a su vez, la información será mucho más sencillo obtenerla a través de dispositivos como la computadora que sabemos, ahora podemos acceder a esa información desde una pantalla como una tablet.

Y ahora viene el tema de la calibración y verificación.

Todo este tema de saber qué es la escala y balance es muy bueno, como también es importante entender e incluir dentro de tus procesos la calibración y verificación de la balanza que hayas comprado.

Si no calibras tu báscula de acuerdo a tus necesidades (todo depende de la intensidad de su uso por lo cual se sugiere tener todo un calendario para darle seguimiento) estarás teniendo uno de estos problemas:

  • O estás dejando dinero en la mesa porque el pesaje está en tu contra (estas dando de más)
  • O estás cayendo en algún tipo de infracción en donde tu cliente o las autoridades te pueden reclamar por estar dando un peso inferior al establecido.

Ninguno de los dos casos anteriores es bueno para tu negocio, así que el calibrar tu balanza con regularidad es lo ideal y, aunado con ello que sea a su vez verificada para que todo se encuentre en regla.