Líder, no te derritas como el queso de un emparedado

Quiero llevarte a esta imagen culinaria que en lo personal me encanta… tienes frente a ti a un delicioso emparedado y le has colocado tus ingredientes favoritos y en lo que a mi concierne… me encanta el queso.

Si pensamos en un panini… el queso se caliente y comienza a derretirse a los lados del sándwich.

Suena muy sabroso en realidad pero, metafóricamente hablando, no quieres ser el queso en el panini si llevamos esta analogía a tu empresa.

¿Cómo te aseguras de que no lo seas?

Estas son algunas formas comprobadas que un buen capacitación empresarial México te diría que se han basado en el campo, lo que al final te puede brindar un valor nutritivo a largo plazo y no estar tan bajo a tanto calor y presión que te haga derretir como al queso en el emparedado, veamos:

  1. a) Enfócate en las cosas que solo tu puedes hacer

Cuando desempeñas un papel de liderazgo designado, hay ciertas oportunidades que se te atribuyen porque eres el titular del rol.

Ejemplos de estos aspectos incluyen la fijación de objetivos, la asignación de recursos, la selección y el desarrollo de equipos, los flujos de información y el acceso relacional.

Casi todas las cosas que le dan influencia en tu papel están relacionadas con las actividades de liderazgo.

Concéntrate en las cosas que solo puedes hacer como el líder designado.

  1. b) Secuencia del trabajo

Es un hecho de la vida que no se puede hacer todo de una vez. Una de las cosas clave que solo puedes hacer como líder es secuenciar el trabajo para tu equipo y para ti mismo.

Hacer eso con éxito requerirá que crees suficiente ancho de banda en tu calendario para respirar profundamente unas pocas veces a la semana y luego verificar que tú y tu equipo todavía están trabajando en las cosas más importantes y redirigir el tiempo y la atención de todos si hay que hacerlo.

  1. c) Comunica el plan

Cuando secuencias el trabajo, termina con un plan para hacerlo. Cuando tengas el plan, comunícalo.

Comunícalo a tu equipo para que entiendan lo que todos están tratando de hacer, cuándo y cómo todos contribuyen al plan.

[Entra a  WOBI para más información || Fuentes: WOBI  y BBC News || Vídeo: YouTube ]

Comunícalo a tus compañeros para que puedan coordinar su trabajo con el tuyo y para que puedas detectar los baches que dificultarán las cosas si no se abordan.

Comunica el plan a tu jefe para que haya claridad y no haya ambigüedad sobre lo que estás trabajando y el por qué. La ambigüedad crea microgestión.

Mientras más de eso tengas, más te sentirás como el queso del panini.

Reduce la ambigüedad al comunicar y confirmar el plan.

  1. d) Deja de pensar tanto

Si te sientes apretado, deja de pensar tanto. Me refiero a dejar de pensar constantemente en todas las cosas que tienes que hacer y los problemas que tienes que resolver.

Tus mejores ideas surgen cuando no estás pensando activamente en el problema.

Tu cerebro necesita tiempo para juntar los hilos de las ideas y eso generalmente no sucede cuando estás sentado en tu escritorio trabajando en tu computadora, en una reunión o en una llamada en conferencia.

  1. e) Toma descansos frecuentes

Levántate cada hora y camina o estira de 5 a 10 minutos. Tu cerebro y tu cuerpo necesitan descansos.

Cuando te alejas de tu escritorio y te mueves un poco cada hora, activas tu sistema nervioso parasimpático.

Eso ayuda a eliminar las hormonas del estrés que se acumulan al reprimir un problema. Cuando haces eso, descansas tu perspectiva y las cosas que antes parecían difíciles parecen un poco más fáciles.

Pruebe una o más de estas estrategias que te ayudarán a reducir la presión y te permitirán liderar y vivir lo mejor posible.